lunes, 16 de octubre de 2017

Hoy viene a tomar el té... Luis Guillermo Franquiz


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Disfruto mucho con la lectura porque me enriquece, me nutre; no me imagino sin poder leer, sin libros a mi alrededor. A través de la literatura viajo, aprendo, miro el mundo que me rodea, entiendo el reflejo de mí mismo en los demás.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
El tren de las 4’50 de Agatha Christie.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
¿Sólo uno? Me lo pones difícil. En todo caso, cualquier título de mis autoras favoritas: Virginia Woolf, Anaïs Nin o Marguerite Duras.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Siempre estoy leyendo. No hay un momento del día específico para ello. Todo lo que pido es silencio y una taza de café.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
El rincón de lectura está en mi estudio. Es lo que Virginia Woolf llamó “un cuarto propio”. Allí están mis libros, mi escritorio y mi sillón para leer. Es mi lugar favorito para sentirme a gusto con un libro entre las manos.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Por supuesto. Hay un escritor venezolano al que admiro mucho: Fedosy Santaella. Él tiene varios títulos interesantes: Historias que espantan el sueño, Verduras y travesuras, Fauna de palabras y Miguel Luna contra los extraterrestres.


Biobibliografía
 
(San Juan de los Morros, 1974). Narrador. Ha participado en diversos talleres de literatura, entre ellos, el taller de narrativa de Monte Ávila Editores, bajo la coordinación de Carlos Noguera (2007), el taller de narrativa de la Casa de las Letras Andrés Bello, dirigido por Julián Márquez (2007), el taller de novela con Fedosy Santaella (Santa Palabra, 2008) y el taller de diario íntimo bajo la dirección de Alejandro Oliveros (Escribas, 2008). Participó en la IV Semana de la Narrativa Urbana, organizada por el Centro Cultural Chacao (Caracas, 2009) y forma parte de la antología Tiempos de ciudad, publicada por la Fundación para la Cultura Urbana (Caracas, 2010). También participó en el Jam de escritura del Festival de la Lectura Chacao 2012, y en el encuentro de narrativa Caracas Transmedia (2013). Sus textos han aparecido en diversas publicaciones literarias, entre ellas: Las malas juntas, Los hermanos Chang, Literalia, Gente rara y Ficción breve venezolana, destacándose su participación durante un año en la web literaria y de actualidad Prodavinci. Obtuvo mención honorífica en el I Concurso de Cuentos Salvador Garmendia (2016), auspiciado por la FILUC.

.

lunes, 9 de octubre de 2017

Hoy viene a tomar el té... Gabriella Campbell


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Fue un intento de mi hada madrina por hacerme la vida más llevadera. Verás, cuando iban a bautizarme mis padres invitaron a todos nuestros amigos y familia (mi padre es irlandés y son nueve hermanos, así que imagínate cómo se llenó aquello), pero se les olvidó invitar a la hechicera malvada, por aquello de que era malvada y temían que se disolviera en un charco al entrar a la iglesia.
La hechicera apareció (no se hizo charco ni nada, por desgracia) y, muy enfadada, me impuso una maldición terrible:
—¡Serás escritora! —dijo ella, con todo su glamour maléfico.
Todos los presentes entendían lo terrible que era aquella maldición. Hubo muchos llantos, mesado de cabellos, desgarro de túnicas, etc.
Así que mi pobre hada madrina hizo lo único que podía hacer, dadas las circunstancias.
—Bueno, por lo menos te gustará leer —dijo, con cara compungida, y me tocó en la cabeza con su varita mágica.
O eso me han contado.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
No recuerdo el primer libro; probablemente fuera alguno de esos aburridos para niños con sílabas sin mucho sentido, de los que se crean solo para aprender a leer. El primero del que guardo un recuerdo pleno y emocionado es El señor de los anillos, porque yo sabía que era un libro para adultos, pero apenas tenía once años. Lo disfruté un montón, aunque obviamente me salté algunas partes. Ni con once años me iba yo a tragar la tontería esa del Tom Bombadil.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Buenos presagios, de Terry Pratchett y Neil Gaiman. Tengo mil libros favoritos, en todos los géneros y niveles de lectura, pero creo que Buenos presagios es el que más disfruté. Era un libro que no quería que se terminase nunca.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Por la noche, antes de dormir.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Es la cama, por lo antes mencionado. También me sirven una cafetería, un tren, cualquier sala de espera, una terracita o donde sea. Lo que pasa es que mi cama es el mejor sitio, porque tengo el hueco de mi culo hecho y porque suele hacerme compañía mi gato. Como podréis apreciar por la imagen, parte de la estantería está combada: esto es porque antes tanto el armario como ese estante estaban a reventar de libros. Desde hace un tiempo intento limitar la cantidad de libros en papel que tengo en casa: los voy donando o comprando en digital. Por desgracia, mi gato no sale en la foto. De cualquier forma, hacerle una buena foto a un gato negro siempre es una labor harto difícil.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
La historia interminable, aunque seguro que ese te lo han dicho mil veces. Pero es tan tan tan bueno que no hay más remedio. Bueno, venga, yo no había venido aquí a hablar de mi libro, pero es parte de esa maldición de escribir, ya mencionada al principio. Para niños de diez a cien años, recomiendo fervientemente El día del dragón, una historia de fantasía cómica que incluye el peor chiste del mundo. True story.


Biobibliografía

Nació en Londres, pero lleva en España toda la vida. Se licenció en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada y ha sido mil cosas (traductora, editora, correctora, lectora profesional…), pero ahora sobre todo escribe. Tiene un libro de relatos (Lectores aéreos), uno sobre corrección (70 trucos para sacarle brillo a tu novela) y varias novelas publicadas a medias con José Antonio Cotrina (El día del dragón, El fin de los sueños, Crónicas del fin). Le gustan cosas raras como la fantasía oscura, la publicación híbrida y la mercadotecnia de la atracción, e intenta ayudar a otras personas a escribir más y mejor mediante talleres, cursos, conferencias y su página web: Gabriella Literaria (www.gabriellaliteraria.com).


lunes, 2 de octubre de 2017

Hoy viene a tomar el té... Nuria Fernández


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Pues no lo sé muy bien, pero desde pequeña dice mi madre que siempre andaba con un libro, aún cuando no sabía leer. Me distrae y sobre todo me enseña muchísimo, me meto mucho en la situación de los personajes y aprendo de sus historias. Me gusta conocer mundos muy diferentes al mío e imaginarme que haría yo en esas situaciones. Imagino sus vestuarios, los escenarios, sus expresiones, etc.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
No fue el primero libro que leí, del primero no me acuerdo,  pero el que recuerdo que me enganchó y me encantó, fue El sabueso de los Barkerville de Arthur Conan Doyle, con diez u once años. Además le tengo mucho cariño porque me lo compraron mis padres en una feria del libro y aún lo tengo. Pienso que ese libro me marcó porque sigo en esa línea, me encanta la novela negra y policiaca.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Es imposible decir uno, pero cualquier cosa de Sherlock Holmes me fascina, me compro y me regalan todo lo que encuentre, porque todo el mundo sabe que me encanta. He leído varias veces Cumbres Borrascosas y me encantan los libros que tratan temas históricos. Últimamente he descubierto la novela gráfica, que me está enganchando. De este género destacaría Mouse, Seda, Logicomix, Economix.
También hay dos libros muy especiales, que son El amante lesbiano de José Luis Sampedro y La insensata geometría del amor de Susana Guzner. El primero porque me pareció fascinante y me abrió a un mundo nuevo donde las reglas que yo había conocido hasta ahora sobre las relaciones y el amor se rompían totalmente y se construían otras desconocidas para mí pero también válidas  (me lo leí con veinte ó veintiún años, pensaba que lo sabía todo, ilusa, y me lo desorganizó todo). El de Guzner porque fue mi primer libro de temática lésbica y lo recuerdo con mucho cariño, me enfadaba con los personajes, empatizaba…

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Por la noche en la cama y en la playa. Me encanta quedarme dormida con un libro en la mano y en la playa es evasión total, no escucho nada aunque la playa esté a tope. En realidad puedo leer en casi cualquier parte no me hace falta un momento especial ni un rincón. Si el libro me gusta en cualquier sitio. Normalmente leo dos libros a la vez, así que suelo llevar encima el más ligero y lo leo donde puedo.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Mi lado de la cama, con dos hipercojines y  mi gato al lado. Aunque no sea hora de estar en la cama, si me apetece leer me voy para allá y echo un ratito. Pero como he dicho antes no tengo un rincón dedicado a la lectura. Me compré un sillón para leer, le puse una lámpara, unas plantas, todo monísimo, pero al final nada. Me siento a ver las series pero no a leer, lo que a veces cabrea a Rosa porque dice que fui una pesada con la compra de mi sofá de lectura y que “ni es de lectura ni ná”.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Nunca he leído literatura infantil como tal, cuando yo era pequeña además de los libros de Barco de Vapor, poco más, pero no me gustaban, prefería los libros de aventuras, como La isla del tesoro, La vuelta al mundo en ochenta días. Pero a partir de los once o doce años recomiendo a todos que lean Sherlock Holmes, Agatha Christie, son muy divertidos  y entretenidos.

Biografía
 
Tengo 38 años, soy de Cádiz y aunque he vivido en varios sitios, al final siempre vuelvo a mi ciudad natal, así que ya llevo unos años viviendo aquí. Me dedico a la docencia, soy profesora de Secundaria y Bachillerato en la especialidad de Geografía e Historia, pero estudié Ciencias Políticas y Sociología. Estoy casada con Rosa, tengo dos gatos, Fred y Sam, tuve un perro maravilloso llamado Cooper que se nos fue hace unos meses y por el que aún ando en período de recuperación. Soy voluntaria en una protectora de animales y me encanta ir al cine, las series, ir de tapas, los zapatos y leer, no sabría ordenarlo muy bien. También me gusta mucho escuchar la radio.

domingo, 24 de septiembre de 2017

Hoy viene a tomar el té... Daniela Violi


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Porque hace bien. De la misma manera como uno debe ingerir alimentos saludables y equilibrados para tener el cuerpo en armonía, debe alimentar el alma y el intelecto con contenidos ricos en estímulos que nutran la curiosidad, el saber y, sobre todo, la alegría de vivir. Y así que uno selecciona qué comer ante la inmensa variedad de posibilidades, sucede lo mismo con los libros para no correr el riesgo de empacharse… o desarrollar alguna intolerancia. Leí de todo. Ya no. Madurar es aprender a escoger.
Una de mis pasiones es el tema de la inteligencia emocional y el de la creatividad. Busco libros y hoy en día, por supuesto, otros medios de difusión como los podcasts que ya sea en su forma o contenido, me sumerjan en experiencias enriquecedoras que me iluminen el camino que yo elegí recorrer: el del optimismo.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
Sí. Tuve la suerte de estudiar en un colegio multicultural: nací en Colombia pero como mis padres son italianos, me matricularon en la Scuola Italiana de Bogotá cuando a mis tres años trasladaron por trabajo a mi papá desde Barranquilla. Crecí entre la cultura latinoamericana y la europea; a lo largo de mi vida, he valorado esto muchísimo porque da una visión más holística del mundo y desarrolla paralelamente dos maneras de pensar y percibir la vida.
Sin embargo, el gran libro de mi adolescencia me lo dio mi tía Gina, psicóloga, en una de las habituales vacaciones de verano en Barranquilla. Se llamaba El amor y lo había escrito Leo Buscaglia, un psicólogo italo-americano que tenía overbooking en sus clases en la Universidad de California con una exótica materia: amor. Supe enseguida que quería dedicarme a eso. Y de una manera u otra, consciente que había elegido un camino absolutamente divergente, empecé a construirlo. Tenía catorce años y las ideas muy claras. Hoy aún más. ¡Creo en el poder creativo del amor!

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Por su estructura, Seda de Alessandro Baricco. Me pareció genial su manera de hilar la historia. Por su carácter visionario, El péndulo de Foucault de Umberto Eco. Como bien dijo él en una entrevista, es la sátira del Código Da Vinci pero escrito quince años antes…

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
La lectura es como el amor, cae bien en cualquier momento.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
De chiquita me producía fascinación la cultura egipcia, fenicia, sumeria… Cuando oía hablar de las maravillas del mundo antiguo me invadía una inmensa emoción. Los jardines colgantes de Babilonia me hacían soñar, así que de grande, muy guardadas las proporciones pero con el sentido inalterado, tengo en un pequeño balcón con mis jardines colgantes en Barcelona. Lo llamo mi rincón de contemplación.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Más que un libro, me gustaría recomendar un tema que me parece maravilloso como herramienta para dialogar, reflexionar y generar posiciones estructuradas ante la vida: la mitología. He realizado centenares de laboratorios creativos con gente de todas las edades desde muy joven y el top 1 entre los niños siempre es el mismo: la creación del universo, la formación del mundo, los roles sociales y la interacción entre fantasía y realidad. Poner sobre la mesa una historia como la del laberinto del Minotauro o el Dilema de la Esfinge representan la llave mágica que abre otros universos. Es un viaje sin regreso. Un viaje hacia uno mismo.




Biobibliografía

Daniela Violi es una investigadora del amor en todas sus expresiones y en todos sus estados. Hija de inmigrantes napolitanos en Barranquilla (Colombia) estudió ciencias de la Comunicación Social en Bogotá y después en la Accademia di Belle Arti de Carrara (Toscana) aprendió a ilustrar y escribir libros. Vive en Barcelona desde hace doce años y practica la Alquimia de talentos en sus laboratorios de creatividad y amor con gente de tres a ciento tres años. Cada semana habla en la radio, realiza sus Conversatorios de amor en su canal de Youtube y alimenta su blog Anecdotario de una alcagüeta en amor el cual tiene gran número de seguidores desde el 2007. Es una speaker inspiracional.
Es la autora de Re-enamorarte (Panamericana editorial, Colombia), ha publicado dos libros de mandalas con MTM editores, las guías turísticas para niños de Bogotá (1997) y Barcelona (2012) y es coautora de Crecer con valores (Grijalbo, Colombia) y Cómo criar niños en tiempos difíciles (ed. Norma, 2001). En junio 2017 presenta en Barcelona Lovin’ – Laboratorio gráfico para vivir en amor con Editorial Elfos/Blume donde invita a practicar la Alquimia emocional. Jaime Bayly la entrevistó en su programa el 10 de febrero de 2017 y también habló de amor junto a Ismael Cala en Despierta América, emisión del 16 de febrero. En 2014 hizo parte del equipo, como ilustradora, del CD Coloreando de Marta Gómez para Global Languaje Project de NY ganador del Latin Grammy como mejor álbum infantil. Es seguidora de la teoría de las inteligencias múltiples, de la psicología positiva, de los mandalas de Jung, de la matemática de los milagros y la pizza Margherita, otro tipo de mandala. Cree en las propiedades emergentes del ser humano y en la dimensión fractal del amor.
Contacto: Anecdotario de una alcagüeta en amor  - http://danielavioli.blogspot.com, Instagram: danivioli, Twitter: @danielavioli, Facebook: Daniela Violi
Hashtags: #ReEnamorarTe  #AlquimiaDeTalentos  #LoveLab #LovinBook  #JustLovin  #AlquimiaEmocional #LovinLab #EmotionalLab




domingo, 17 de septiembre de 2017

Hoy viene a tomar el té... Cristina Consuegra


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Porque me ayuda a entender la experiencia de la vida, el acontecer. Me ayuda a entender(me), a comprender cada cambio/grieta que sucede, que aparece en el camino. Leer me ayuda a encontrar la manera de corregir las asimetrías y le da sentido a la palabra compromiso. Comencé a leer desde muy pequeña, mi hermana mayor y mi tío me inculcaron el gusto por la lectura; durante la infancia, este ejercicio se convirtió en un compañero más, era una niña tímida e inquieta, dos cualidades que creo fueron determinantes para vincularme a la literatura. Conforme fui madurando y conforme el mundo y sus variables se fueron haciendo más complejos, encontré en la literatura esa herramienta para adentrarme en mi entramado identitario, intuir periferias, encontrar el asombro, complicidades, cuestionar lo que me mostraban como válido … La lectura es una necesidad vital. El conocimiento que se atesora con los libros te vuelve más fuerte y crítica, menos vulnerable; descubrir nuevos mundos, nuevos interrogantes, descubrir (te) en una novela o en una poesía es un acto único y sublime.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
Jajaja, sí. Claramente… aquí tendría que trazar varias etapas. En mi infancia, el primer libro que recuerdo es Soy el sol; ya en mi juventud, uno de los libros que más me influye es La insoportable levedad del ser junto con Crónica de una muerte anunciada. En la actualidad no podría circunscribir mi experiencia lectora a un único libro, más bien al eco de algunas autoras. No entendería mi vida sin el legado de Doris Lessing, Virginia Woolf, Ricardo Menéndez Salmón, Siri Hustvedt, Carmen Laforet, Ana Mª Matute, la Highsmith, Laura Freixas y Lola López Mondéjar.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
No puedo quedarme con un único libro, es imposible. Según he ido madurando, he ido incorporando lecturas urgentes e imprescindibles que me han ayudado. Considero la literatura, el ejercicio de la lectura, un compromiso con uno mismo, con quien se es y aspiras a ser, pero también un acto de compromiso con el mundo. Mi vida no sería la misma sin la lectura de Un cuarto propio, de Virginia Woolf; La Grieta, de Doris Lessing; El verano sin hombres, de Siri Hustvedt; Nada, de Carmen Laforet; Derrumbe, de Ricardo Menéndez Salmón; Lazos de Sangre, de Lola López Mondéjar; El silencio de las madres, de Laura Freixas; Jane Eyre, de Charlotte Brönte; y Purga, de Sofi Oksanen. Todos estos títulos forman parte de mi esqueleto, de mi musculatura. De mi carne cultural.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
¡Cualquiera! Como autónoma y madre de una niña de tres años, los momentos de lectura se reducen y alteran, por ello, cualquier momento que encuentro para leer es mi momento favorito. De todas maneras, puedo leer en cualquier lugar y tiempo, me concentro con facilidad. Así que, sí, ¡cualquier momento del día es mi momento favorito para leer!

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
No tengo un lugar o rincón fijo de lectura. Leo en el despacho, en la cama, en el salón,… Si debo leer un libro por motivos de trabajo, bien porque debo elaborar una crítica sobre el mismo, o debo realizar una entrevista a su autor/a, sí suelo leer sobre la mesa de trabajo del despacho, utilizo en este caso un atril.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Emocionario, de Cristina Núñez y Rafael Romero Valcárcel.



 

Biobibliografía

Cristina Consuegra es programadora del Málaga de Festival (2013-actualidad); coordinadora del Ciclo ‘Anverso/Reverso’, del Festival de Teatro de Málaga (2015- actualidad); coordinadora de del Screen TV (2015-actualidad); programadora de Mujer(Es), coordinadora del ciclo de práctica literaria con perspectiva de género del Área de Igualdad del Ayto. de Málaga (2013-actualidad); programadora de los Ciclos de Encuentros con Autores en las Bibliotecas del Área de Cultura del Ayto. de Málaga (2013-actualidad); monitora de los talleres de capacitación literaria con perspectiva de género del Área de Igualdad del Ayto. de Málaga (2009-actualidad); responsable de la Olimpiada Lectora en3libros (2009-actualidad), monitora de práctica literaria con perspectiva de género y de teatro de Casares (2207-actualidad) y monitora del taller municipal de práctica literaria de Antequera (2010-actualidad).
Ha colaborado en el Máster de Gestión del Patrimonio Literario y Lingüístico Español de la UMA. Ha coordinado el ciclo de conferencias dialogadas ’Lo fantástico y la práctica literaria’ que tuvo lugar durante la edición del FANCINE 2011. Ha impartido conferencias en diversas instituciones públicas -Universidad de Málaga, Universidad Complutense de Madrid- sobre la práctica literaria y ha participado en eventos culturales como la exposición ‘Desde las ventanas’, organizada por el Espacio Emergente de Unicaja; las veladillas poéticas, en Sevilla; la SELIN, de Antequera. Ha sido curator literaria en la exposición ‘Relatando Ilustraciones’ organizada por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Málaga. Ha sido jurado del Premio Internacional de Poesía ‘Ciudad de Melilla’ en su edición XXVIII y jurado en el Premio de Poesía ‘Rincón de la Vicotira’. En 2016, ha desarrollado, junto con el poeta Alejandro Simón Partal, la actividad ‘El eco literario de Chagall’, un recorrido poético narrativo por la exposición ‘Chagall y sus contemporáneos rusos’ que tuvo lugar en la Colección del Museo Ruso San Petersburgo-Málaga. Ha coordinado las actividades literarias con motivo de la celebración de las dos décadas de creación de la Fundación General de la Universidad de Málaga. 
Sobre su experiencia radiofónica, ha conducido la sección Pecata Minuta, en el programa de radio, Estación en Curva (2011-2015), en RVK, donde realizaba entrevistas y crítica literaria y musical; ha colaborado en el programa de radio, Can Tuyus (2013-2015), en ComRádio, programa dirigido por Miqui Puig; y ha colaborado en el programa Málaga al día, en Onda Azul Radio, con una sección sobre literatura feminista, La Radio escrita (2012-2015). En la actualidad, conduce una sección sobre literatura feminista, en Málaga Al día, en la radio pública malagueña.
En relación con su trayectoria profesional en publicaciones, es miembro del consejo editorial de la revista universitaria de Cultura de la Universidad de Málaga, Paradigma. Ha colaborado con entrevistas y críticas en las revistas electrónicas Microrevista, El Secreto del Olivo y Culturamas; es responsable de la sección de ensayo Otro Lunes. Ha sido columnista en La Opinión de Málaga; ha colaborado en las revistas literarias Alhucema, Nayagua (publicada por la Fundación José Hierro), El Maquinista de la Generación (publicada por el Centro Cultural de la Generación del 27) y Estandarte; en el fanzine Mitad Doble y en las revistas especializadas en música Rockdelux, Mondo Sonoro e IndyRock. Fue codirectora de la revista de pensamiento crítico La Fragua (2006-2008) y responsable de contenidos de la revista electrónica de cultura contemporánea Antequltura (2008-2010).
Ha participado en el libro Anverso/Reverso I (E.D.A., 2016), Obituario (Fundación Málaga, 2015), en la antología de cuentos, Mala Málaga (Planeta Rojo, 2009) y en Descubrir el teatro contemporáneo (Carena, 2007); ha sido incluida en las siguientes antologías: Antología del Beso. Poesía última española; en el número 2 de Cuadernos de Valverde, 32; Clave del Sol. 16 sobre la música. Playing Mansfield (Monosabio, 2013) es su debut literario. En 2017, se ha llevado a escena su obra de teatro Memoria, pendiente de publicación.

*Los dos collages que aparecen en las imágenes son obra de Francisca Pageo (http://franciscapageo.es/).

lunes, 11 de septiembre de 2017

Hoy viene a tomar el té... Rosa Moncayo


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Es una forma de vida.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
No tengo tanta memoria. Recuerdo el que más me marcó cuando era adolescente: Demian de Hermann Hesse.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
La mujer helada de Annie Ernaux.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Al salir de la oficina, para desconectar.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
El sofá de mi casa. Entra buena luz. También me gusta leer en el metro.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
El dragón de Jano de Irina Korschunow.


Biografía


(Palma de Mallorca, 1993) Soy graduada en Administración de Empresas por la Universidad Carlos III de Madrid. Actualmente, soy controller en una empresa, profesión que compagino con la escritura. Me gusta ir sola al campo, escuchar música electrónica y piropear a perros que me encuentro por la calle. Dog Café es mi primera novela.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Hoy viene a tomar una birra... Zoe Villa

1.- ¿Por qué te gusta leer?
Empecé a leer siendo muy pequeña. Mi madre y mi abuelo siempre han sido "personas pegadas a un libro'', me acuerdo de la lucecita con pinza de mi abuelo para leer y las broncas que me llevaba a las tantas de la madrugada por parte de mi madre por seguir leyendo.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
Ni de coña lo recuerdo, ¡¡sería superdotada!! Pero el primer escritor que me impactó muchísimo fue Tolkien, tanto que mi madre me fue comprando todos sus libros y lo culminó con un regalo muy especial que fue el Bestiario de Tolkien cuando yo tenía catorce años y ya los había devorado todos.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Imposible mencionar sólo uno, pero puede que dijera En el camino de Jack Kerouac. Se lo robé de la estantería a mi madre a los catorce años y me encantó. A partir de ahí solo quería irme a hacer la route 66 que todavía tengo pendiente.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
En primavera cuando se asoma el solecito y los domingos al sol son ideales para la lectura.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Es una hamaca que casi siempre está ocupada.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Nunca he sido de libros infantiles, mis favoritos siempre han sido los que robaba de las estanterías de mis padres y creo que Los versos satánicos o Nostradamus no son aptos para menores así que, podría decir que los del barco de vapor estaban muy bien.


Biografía

Nací el 14 de marzo de 1978 y creo que es mejor que los que hable sobre mí sean mis perros, porque si la tengo que contar yo u otro ser humano no me dejará en muy buen lugar, así que ¡¡guau guau!!

lunes, 31 de julio de 2017

Hoy viene a tomar el té... Esther Recio


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Amo las palabras por sí mismas. Y amo cuando, además de expresar belleza por sí mismas, se reúnen y son capaces de crear un mundo nuevo. Más que la historia, me atrapan las palabras… y, ¿dónde encuentras más palabras reunidas que en un libro?

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
Pues no sé, la verdad… sé que a los cinco años leía con verdadera fruición al Cardenal Whitman, lo reconozco. Pero luego lo dejé, lo prometo.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Die 13 ½ Leben des Kaptän Blaubär, de Walter Moers. Lamentablemente, en España se editó  Las trece vidas y media del capitán Blaubär, exquisitamente traducido por el ínclito @MiguelSáez), pero pasó desapercibido.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
En cualquier momento del día o de la noche. Leo mucho en formato electrónico por ejemplo cuando me despierto por la noche. Así ha caído todo Murakami, en noches en vela. Tengo la suerte de que a mi actual compañero le guste mucho leer en voz alta y lo hace muy bien, así que leemos juntos en cualquier circunstancia: en la cocina, en el jardín, en la playa…

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Ahora, en verano, el patio de mi casa, que es particular. En invierno, junto a la  estufa, ¡porque aquí en la costa, aunque nadie se lo imagina ni lo reconocería nunca la web de turismo, la humedad hace que 18º se sientan como -3º!

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Sí, Te quiero (casi siempre) de Anna Llenas. Historia preciosa que incide en aspectos importantes de la educación emocional y además tiene una ilustraciones que no me cansaré nunca de mirar.



Biografía

Madrid, 1967. Vive desde hace veinticuatro años en la provincia de Alicante. Dos hijas universitarias.  Recién divorciada. Licenciada en Filología Alemana, intérprete jurado de alemán. De profesión, escritora  (Invierno en Brasily Regresa a Troya, Uma, regresa) y traductora-intérprete.

lunes, 24 de julio de 2017

Hoy viene a tomar el té... Javier Puche



1.- ¿Por qué te gusta leer?

Porque la realidad está mal escrita.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?

Lamento decir que no. Mi memoria es un fraude. Pero sí recuerdo el primer libro que me dejó tarumba: los cuentos de Edgar Allan Poe.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?

La metamorfosis, de Franz Kafka.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?

Todos los momentos sin excepción.  

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.

Una cama junto al mar.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?

La historia interminable, de Michael Ende.



Biografía
 
Natural de Málaga y artificial de Milwaukee, nació sin querer. Desde entonces, intenta en vano integrarse socialmente y caminar erguido. Pese a su envidiable capacidad intelectiva, no comprende en absoluto la realidad, donde se maneja como un zombi. De ahí que viva gran parte del tiempo recluido en su habitación, acompañado de libros, música y mapaches disecados. De lejos, resulta un sujeto adorable. Pero no conviene mirarlo con lupa. Menos aún si hace sol, ya que prende con relativa facilidad. Para completar su perfil, añadiremos que duerme a destajo y se alimenta constantemente, lo cual no le impide exhibir una figura apolínea. Deplora el éxito y los reptiles.

lunes, 17 de julio de 2017

Hoy viene a tomar el té... Jan Canalis



1.- ¿Por qué te gusta leer?
Es difícil dar solo una razón porque hay muchas, entretenimiento, evasión y sed de cultura, entre otras.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
Creo recordar que fue Las Aventuras del Joven Waverly de Walter Scott

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Entre otros debo destacar La Sombra del Viento de Ruiz Zafon, me encantó.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Mi momento favorito para la lectura es tarde por la noche, cuando todo el mundo duerme. Necesito soledad, silencio para poder concentrarme.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Sin duda es el sofá del salón de mi minúsculo apartamento.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Sin duda los de la serie de aventuras de Enid Blyton.


 

Biografía

Nací en 1950 en el seno de una familia trabajadora pero, por circunstancias, tuvimos la suerte de emparentar con una familia burguesa de Barcelona lo cuál me permitió vivir una infancia y juventud desahogadas. Mis padres me matricularon en el Liceo Francés donde tuve la ocasión de contactar con jóvenes pertenecientes a una burguesía catalana que luego serían el embrión de lo que se llamó posteriormente la gauche divine. Mis vacaciones las pasaba siempre en Francia en una mansión lo más parecida a un castillo, en el campo, dónde se llevaba una vida similar a una película de Saura. Estudié en Barcelona Relaciones Públicas y Derecho y estuve trabajando durante veinte años en un banco, naturalmente francés. Probé suerte en la iniciativa privada montando mi propia empresa, aventura que acabó mal, afortunadamente. Actualmente me dedico a la lectura, a filosofar y a ver pasar la vida y poner en práctica lo que decía Gómez de la Serna: “El mejor destino que el hombre puede tener en esta vida es el de supervisor de nubes acostado en una hamaca mirando al cielo”.

lunes, 10 de julio de 2017

Hoy viene a tomar el té... Luisa Horno


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Es una de las mejores formas de vivir, de crecer.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
Celia, de Elena Fortún, hoy tan reivindicada la autora, por suerte. Pero casi nunca he leído sólo un libro cada vez, a no ser que sea novela negra, que me absorbe demasiado.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
No hay sólo uno, es imposible. El guardián entre el centeno, de Salinger. Leviatán, de Paul Auster. Bonjour, tristesse, de Françoise Sagan. Mujeres que corren con los lobos, de Clarissa Pinkola Estes. Y hace unos días se ha incorporado La mujer helada, de Annie Ernaux. Y los que se me olvidan en este instante.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Por la noche, en la cama, la casa en silencio y la luna en la ventana de mi dormitorio. También me encanta leer en los viajes, siempre me llevo el ebook.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Desde que llevo gafas y otras herramientas, un fantástico sillón reclinable, junto a la ventana del salón y con una lámpara baja al otro lado. Muy clásico, pero muy confortable, para que el tiempo no corra y mis huesos no se quejen.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Dos: Guillermo el travieso, de Richmall Crompton, y Manolito Gafotas, de Elvira Lindo.


Biografía


Soy una abuela que escribe. Puedo atender a las dos facetas, ser abuela y escribir, porque estoy jubilada desde hace siete años. Quise ser escritora desde muy pequeña, pero la vida dispone por sí misma. Empecé tres carreras y no terminé ninguna, tenía ya hijos y yo no me creo lo de la superwoman. Pero sí tuve la suerte de aprobar unas oposiciones en la Universidad de Zaragoza, y allí he pasado treinta y cinco de los mejores años de mi vida. Sobre todo como bibliotecaria y directora de biblioteca. También jefa de la sección de personal, no os creáis... Y especialista en racionalización, que ahora me parece imposible, más que nada por los pájaros de la cabeza. Esos que se me notan tanto escribiendo. Y ya, que yo no soy importante.




lunes, 3 de julio de 2017

Hoy viene a tomar el té... Carmen Peire


1.- ¿Por qué te gusta leer?
¿Por qué me gusta comer? ¿Dormir? ¿Beber? ¿Tomar té? Son actos imprescindibles.  Sin ellos no se puede vivir.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
No sé si fue el primer libro que leí o el primero del que tuve conciencia como tal. Unas Navidades, debía de tener cinco o seis años, yo había pedido un libro, no quería solo tebeos o cuentecitos simples, quería un libro de mayores. Me cayeron ¡dos libros de tapa gorda! En uno ponía Cuentos de los hermanos Grimm; en el otro, Cuentos de Hans Christian Andersen. Todavía recuerdo cómo pasé la mano por las hojas, según los abría, fui hojeándolos y parándome en los cuentos que no me sabía, entre ellos La fosforerita.
Y también recuerdo con total nitidez la primera vez que fui consciente de leer entendiendo lo que leía, la sensación de júbilo, casi un mareo, algo se abrió dentro de mi cabeza.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Si lo mido por el que más veces he leído,  El Quijote. Creo que en total he debido de leerlo unas ocho veces. Además, suelo leer capítulos sueltos. Y fui tardía con él. He pensado muchas veces cómo es posible que no lo leyera antes, lo que me he estado perdiendo.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Por mí, cualquiera. Por tareas y obligaciones, por las tardes, en el váter, en el metro, de noche, mientras cocino… eso me encanta, ponerme a hacer croquetas y mientras remuevo la masa, leo. Me siento un poco como María Moliner, que hacía el diccionario en la cocina.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Me da igual.  Lo que sí necesito, por problemas de espalda, es un asiento  cómodo. Eso me condiciona

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
¡Caray! Esta pregunta es la más difícil. De los libros infantiles me siguen gustando los cuentos de toda la vida, aunque ahora se consideran políticamente incorrectos.  Si me dejo guiar por el nieto, que tiene dos años, el que más le apasiona es uno de la vida de los gnomos: es ecologista, imaginativo y divertido. Para un poco más mayores, siete u ocho años, Alicia en el País de las Maravillas o Peter Pan. Reconozco que la saga de Harry Potter ha creado lectores, aunque a mí me gusta más La historia interminable. A partir de los 12 ó 13 años, sin lugar a dudas, los cuentos de Edgar Allan Poe. Después, todo.



Biobibliografía

Nací con el aire del Caribe en las caderas y  los pies en la fría Europa, de donde eran mis padres. Soy cante de ida y vuelta, moldeada en el viaje. La primera mitad del bachillerato en un continente y la segunda en otro. Estudié, crecí, leí mucho, tuve un hijo, voy por la tercera pareja, me dediqué a la música y ahora a la literatura. He escrito siempre y he publicado tarde, ocupada en vivir. Tengo dos libros de cuentos publicados, una novela, he editado textos de Max Aub y doy talleres literarios a jóvenes teenagers. En otoño saldrá otro libro de cuentos.
 

lunes, 26 de junio de 2017

Hoy viene a tomar el té... Regino Mateo Pardo

1.- ¿Por qué te gusta leer?
Es una pasión tan temprana y tan intensa que a estas alturas me costaría encontrar un motivo específico. Cuando leo viajo, sueño, vivo historias que nunca podré experimentar pero que de pronto también se convierten en la mía. Supongo que sobre todo es esa la sensación y por eso la adicción, porque de alguna manera desaparezco entre las páginas, me escapo del tiempo y crezco hacia mi propio interior.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
Resulta un poco complicado, aunque sí hay libros que se han quedado fijados como especiales. Entre esos “primeros” libros está Astérix y Cleopatra, con el que abro mi enamoramiento de los personajes entrañables de Goscinny y Uderzo. He reencontrado recientemente en la casa de mis padres dos versiones ilustradas bellísimas (y adaptadísimas) del Poema del Cid y del Cantar de Roland que devoré en su momento. Por alguna razón, como libro-libro, siempre pienso en una edición especial, también ilustrada, de Platero y Yo que trajeron los Reyes Magos a mi nombre de parte de mi abuela Rosalina como mi primer libro, más que como libro leído como libro en propiedad, pero en todo caso las dos serían apreciaciones falsas. Por casa andaban también recopilaciones de los míticos “Cuentos” de Calleja, que también fueron cayendo muy pronto uno detrás de otro.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Si como libro favorito entiendo ese al que necesito regresar cada cierto tiempo, Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar, y El señor de los anillos, de Tolkien son los libros más desgastados, en el caso del “Adriano”, más que desgastado está en ruinas. El Quijote puede sonar tópico, pero es otra referencia que nunca falla y que te llama cada tanto, y como poeta necesito recordar a Cernuda, el Libro de las Alucinaciones de José Hierro o la estadounidense Adrienne Rich.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Si tengo que buscar el momento mágico, por la noche, tarde, a partir de las once o de la medianoche, con algo de música barroca muy suavecito de fondo. Ese paisaje –casi imposible con mi actual ritmo de trabajo y de compromisos- por sí solo hace que la experiencia lectora tienda hacia la magia.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Algún día tendré una butaca de orejas muy cómoda, con una chimenea a medio fuelle cerca y un par de perros tumbados delante. Mientras tanto, paso tanto tiempo en los transportes públicos y tan poco tiempo en casa que mi rincón real de lectura hoy es un vagón de cercanías, un autobús urbano o, directamente, las calles de Santander mientras voy de camino a alguna parte. En casa ya leo más bien poco.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Cuando Hitler robó el conejo rosa, de Judith Kerr fue una propuesta que me enamoró, la memoria de una pequeña judía que nos cuenta cómo su familia escapa de Alemania a tiempo y sus experiencias al llegar primero a Suiza y luego a Gran Bretaña. La historia interminable de Michael Ende me deslumbró y me obligó a leerla de un tirón, y los recopilatorios de cuentos de Andersen, Grimm, Calleja y Perrault son nuestro imaginario literario, sin ellos va a resultarnos complicado encontrar nuevos buenos lectores.



Biobibliografía
 
Santander, 1965, aunque criado en Reinosa, cerca de las montañas y del frío. Licenciado en Derecho porque la tradición familiar anda siempre de broma, filólogo en proceso porque nunca renuncié a que ese fuera mi título académico, y pianista con los dedos un poco atrofiados ya por falta de uso. Me he pasado la vida entre libros, música, perros, amigos y guerras variopintas de carácter social unas y político otras. Hoy me definiría como “agitador cultural” más que como gestor, y trabajo en el departamento de programación del Palacio de Festivales de Cantabria, además de impartir algunas clases de literatura, coordinar un par de clubes de lectura, perderme por las redes sociales y recordar de vez en cuando que están muy abandonados después de haber sido muy activos mi blog y el de mi perra Gin.
También me gusta definirme como poeta, pero quizás sea una palabra demasiado ambiciosa y tendría que limitarme a decir que escribo y publico poesía, además de aventurarme en tiempos recientes en la novela, el cuento y el teatro por ver si me gano con ellos la mitad de las satisfacciones al menos que me han dado los versos. El último libro pubicado fue La mirada caliza y anda por la imprenta queriendo ver ya la luz 33 Instantáneas.





lunes, 19 de junio de 2017

Hoy vienen a tomar el té... Las Microlocas


1.- ¿Por qué os gusta leer?
Eva Díaz Riobello: Soy una adicta a las historias, desde que me contaban cuentos antes de dormir cuando era pequeña, para mí leer es tan imprescindible como respirar o comer. Si no tengo un libro a mano, me las invento yo. Leer es una forma de viajar y evadirse que a mí personalmente me ayuda a afrontar la realidad y comprenderla mejor. 
Isabel Wageman: Básicamente, la razón es el placer, como en casi todo lo que nos gusta. Me gusta leer por divertirme, emocionarme y ojalá, sorprenderme. Me gusta leer porque ser escritora es ser lectora.
Teresa Serván: Porque soy curiosa. Porque no puedo evitar observar a la gente que no conozco. Escuchar conversaciones ajenas. Espiar otras vidas.
2.- ¿Recordáis cuál fue el primer libro que leísteis?
EDR: Uno de los primeros que recuerdo es El fantasma de palacio, de Mira Lobe, de la colección blanca de Barco de Vapor. Lo releía mucho porque me gustaba mucho la historia, las ilustraciones, y además podía dibujar encima. Lo tenía todo.
TS: Son muchos primeros libros. El primero que te leyeron, el primero que leíste sin conciencia, el primero que elegiste, el primero que leíste a escondidas, el primero que no terminaste, el primero que no te gustó.
IW: ¿Y si hay más primeros? ¿Cuáles son los primeros que nos pueden faltar?
3.- ¿Cuál es vuestro libro favorito?
EDR: No podría elegir uno solo ni aunque me apuntasen con una pistola. Cada año descubro libros que me entusiasman y los recomiendo a todo el mundo. Los últimos que me han encantado son Las cosas que perdimos en el fuego, de Mariana Enríquez, y Patria, de Fernando Aramburu. Y dos que recomiendo siempre son Jonathan Strange y el señor Norrell, de Susanna Clarke y Música para camaleones, de Truman Capote.
IW: ¿Mi libro favorito de cuando era niña? ¿Mi libro favorito de hace diez años? ¿Mi libro favorito ahora? Nuestros libros favoritos cambian con el tiempo. Y con suerte, mañana tendré otro libro favorito. Qué difícil dar títulos sin ser, al mismo tiempo, franca y falsa.
TS: No soy de favoritos, ni película, ni serie, ni canción. Hay libros importantes en momentos vitales. Libros dolorosos en momentos frágiles. Libros radiantes, influyentes, poderosos. Libros que si hubiera leído en otro momento no habrían dolido, influido o brillado tanto.
4.- ¿Y vuestro momento favorito para leer?
EDR: Durante el día aprovecho todos los momentos que puedo, especialmente cuando voy y vuelvo del trabajo en tren. Pero sobre todo me gusta leer tranquilamente por la tarde, al llegar a casa, para desconectar de todo.
TS: En todos los viajes. En todos los trenes. En todas las noches. 
IW: El mejor momento para leer es cuando me apetece, porque, la verdad, no siempre hay ganas de leer.
5.- Describidnos vuestro rincón de lectura.
EDR: En casa suele ser el chaise-longue del sofá, que tiene un cajón con mantas al lado y parece que te invita a pasarte la tarde leyendo hecha un durum, casi siempre con mi gato al lado, que aprovecha que no me muevo para dormir la siesta encima.
IW: Por suerte, los rincones de lectura los construimos en cualquier lugar. Son transportables, como los libros. Hay cosas que ayudan, el silencio, por ejemplo. No soy de costumbres, creo que no tengo ninguna, así que tampoco tengo un lugar para leer.
TS: Me gusta leer cerca de una ventana.
6.- ¿Nos recomendáis un libro infantil?
EDR: Para niños a partir de nueve años aconsejo a tres autores imprescindibles: Roald Dahl, Michael Ende y Joan Manuel Gisbert. De este último recomiendo Escenarios fantásticos, que se acaba de reeditar y es precioso.
IW y TS: De nuestra infancia a la infancia de nuestros hijos: El oso que no era oso, El paquete parlante, Lejos de Boneville y La Porota.


Biobibliografía'S

Microlocas es el nombre adoptado por un colectivo de cuatro escritoras para crear un proyecto literario común en el que, sin renunciar en ningún momento a la creación individual, son capaces de cuestionar el concepto de autoría, las fronteras geográficas y de la lengua, el diálogo entre poéticas diferentes. Su debut se produjo en 2011 con el libro La aldea de F., al que siguieron la micronovela Post Mortem (2014, en Piedad y deseo) y los microcuentos de Casa vacía (2015, en Wollstonecraft. Hijas del horizonte). Pelos, ilustrado por Virginia Pedrero, es su último proyecto. Microlocas son Eva Díaz Riobello, Isabel González, Teresa Serván e Isabel Wagemann.
Eva Díaz Riobello (Avilés, Asturias, 1980) es periodista y colaboradora habitual en radio. Sus textos han obtenido premios como el Jóvenes Talentos Booket o el Por favor, sea breve. Es autora del libro de cuentos Susurros en el tejado (2010), ganador del certamen Nuevos Creadores.
Teresa Serván (Madrid, 1974) es especialista en juegos de mesa. Ha publicado microficción en algunas de las más importantes antologías como Por favor, sea breve 1 y 2 (2001, 2010) o El ojo narrativo (2009) y en el 2007 obtuvo el premio Movistar para relatos hiperbreves.
Isabel Wagemann (Valdivia, Chile, 1972) es periodista y fotógrafa y, además de publicar su minificción en diferentes revistas, ha sido incluida en antologías como Por favor, sea breve 2 (2010) o Parafilias Ilustradas (2010). En 2013 obtuvo el premio chileno Santiago en 100 palabras.