lunes, 15 de enero de 2018

Hoy viene a tomar el té... Susana Guzner



1.- ¿Por qué te gusta leer?
Me es difícil describir la génesis de mi amor por la lectura, quizás porque comenzó muy tempranamente. Desde que nací y hasta los cuatro o cinco años debí guardar cama durante largos períodos a causa de un asma bastante grave. Mi madre, que era maestra,  me enseñó a leer y a escribir, y además solía leerme cuentos. Por lo que  infiero que el pasaje de oyente a lectora fue muy natural y consustancial a mi vida.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
Sí: Upa, del argentino Constancio C. Vigil, concebido para aprender a leer y escribir. Era una gozada, porque ibas enlazando letras, luego sílabas, después frases cortas hasta llegar a textos breves. Y con ilustraciones de gran tamaño que me encantaban.  Generaciones enteras de mis compatriotas han tenido a Upa como su libro imprescindible.
Y en literatura, mi primera elección fue la colección completa de
Aventuras De Perucho y Naricita del maravilloso escritor brasileiro Monteiro Lobato. Su estilo, personajes y tramas   iban desde el modernismo surreal al naturalismo y la didáctica. Sus criaturas eran humanas y no humanas, como mi favorita, Emilia, una muñeca de trapo rezongona y libertaria. Cada uno de sus veinticuatro tomos era una aventura: un viaje de la pandilla al país de la Gramática, o el Quijote adaptado para niños, un tour a la Grecia antigua con Pericles y Aspasia como cicerones, la vida en el Benteveo Amarillo (la finca donde habitaban)… Vaya, lo rememoro y me emociona.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Ay, no, no me pidas eso, son bastantes y no deseo ser injusta con ningún* de mis amores literariosJ.  Sinceramente  no podría decantarme por uno por encima de otros, los amo por igual.  Por otra parte, creo que las pasiones literarias dependen de las etapas de la vida. Aquello que me sacudió a los doce, quince o treinta años puede  que me emocionase hoy. Pero te cuento que mis dos últimos hallazgos, tras bastantes años de no emocionarme “como antes”, han sido Irène Némirovsky y las primeras obras de Amélie Nothomb.  No obstante,  hay algunos que siguen conmoviéndome cada vez que los releo.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?

Cualquiera. Afortunadamente estoy a un momento de mi vida en el cual puedo hacerlo cuando me apetece. Soy bastante anárquica, y tanto puedo leer dos párrafos y dejar la lectura para retomarla días después (o, con mayor frecuencia, ya no retomarla), como sumergirme en una lectura durante horas sin siquiera darme cuenta. Me ha pasado con el último, Bloody Miami de Tom Wolfe, autor que me encandila por sus malabares lingüísticos narrando tramas complejas y originales.  Devoré sus seiscientas páginas en día y medio, y lamento que mi inglés no sea suficiente como para leerlo en idioma original. 

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Pues en estos momentos estoy buscándolo, porque he cambiado de casa hace relativamente poco y aún no he logrado dar con el ideal. 

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Eso está hecho y arriba narrado: sin dudarlo la saga de Aventuras de Perucho y Naricita, de Monteiro Lobato. No han llegado a mis manos otros libros infantiles que le superen en imaginación y cualidades para hacerte sentir arte y parte y amar como propia a esa familia deliciosamente disfuncional. Aún se consigue en algunas librerías on line, por si interesa.


“Creo que elegiré este rincón como lugar de lectura. Es muy acogedor y tiene buena luz”. 
Biobibliografía

Elegí  nacer en La Plata, Argentina, un 18 de octubre de 1944 a las 2.45 de la madrugada. A consecuencia del asesinato de mi única hermana Ana a manos de Escuadrones de la Muerte pre-dictadura genocida, y ante las amenazas a mi propia vida, en 1976  me vi forzada a exiliarme en Madrid. Soy licenciada en Magisterio y Psicología Clínica y he estudiado Periodismo, Antropología Cultural, Fotografía y Bellas Artes, idiomas, música y canto coral, entre otras disciplinas.
He colaborado como articulista de opinión y crítica (Revista Mujeres, Revista Internacional de Arte Lápiz, Época, El Faro de Vigo, Medios de Comunicación Social, Amigos del Teatro del Teatro Juan Bravo de Segovia, Etc.),  como guionista en TV Española y diversos canales autonómicos españoles, creando sketchs y guiones para teatro y televisión, siempre con la mujer como protagonista. Leo por ahí que se me considera “una autora de culto” - inquietante definición reservada  al “post mortem” -  y mi obra es objeto de estudio en Universidades, simposios y congresos internacionales.
 
Soy autora de la novela
La insensata geometría del amor (cuatro ediciones en castellano y traducida a varios idiomas);  Punto y aparte, relatos;  el cuaderno pedagógico 72 juegos para jugar con el espacio y el tiempo, Detectives BAM (teatro de humor lésbico) y Aquí pasa algo raro, novela de suspenso humorística. Co-autora de antologías como No solo duelen los golpes (una reflexión acerca de la violencia machista contra las mujeres en colaboración con Ángeles Caso, Rosa Montero, Rosa Regás, Cristina Peri Rossi, Espido Freire, Soledad Puértolas e Isabel Coixet entre otras destacadas escritoras), Dos orillas- Two shores, Mein Lesbisches Auge 5, Que suenen las olas, escritoras que escriben en Marruecos y Canarias (en traducción al árabe);  Voces para Lilith (Literatura contemporánea  de temática lésbica en Sudamérica) y otras.  Actualmente dirijo un Laboratorio Literario on line de mi creación y colaboro en diversos portales literarios y culturales en Internet y medios convencionales (Página12, Leedor.com; Literaturas.com y otros).

lunes, 8 de enero de 2018

Hoy viene a tomar el té... José María Matás


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Supongo que porque me permite vivir otras vidas al tiempo que conocerme mejor a mí mismo. También me ayuda a formarme una visión más ancha y completa del mundo y a interrogarme sobre cuestiones que de otro modo probablemente jamás me hubiesen saltado al camino. Además, leer me permite escribir sobre lo que leo, que es una de las cosas con las que más disfruto.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
Recuerdo más bien el primer libro que me marcó de pequeño. Miguel Strogoff de Julio Verne. Un libro que leí y releí y del que guardo un gratísimo recuerdo a pesar de que hace muchísimo tiempo que no he vuelto a abrirlo. La verdad es que te estoy hablando de él y me están entrando unas ganas terribles de volver a hacerlo (risas).

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Bueno, esta imagino que es la pregunta que más hace dudar a tus entrevistados. No creo que sea nada original si te digo que elegir solo uno me parece algo imposible. Hay libros que me han marcado especialmente en diferentes etapas de mi vida, que han sido verdaderas revelaciones y que, por lo tanto, se convirtieron en mis “favoritos” en esos momentos: los Miguel Strogoff de mi juventud y madurez. Pienso en el teatro de Lorca o las obras de Nietzsche, que me cambiaron literalmente la vida; en la poesía de Vallejo, especialmente Trilce, en los grandes narradores latinoamericanos, de Asturias a Cortázar, pasando por Borges, García Márquez, Vargas Llosa o Sábato, al que idolatré; en la gran tradición novelística europea de los siglos XIX y XX con Flaubert, Dostoievski y Kafka a la cabeza; o en Sartre y Camus, a los que devoré a mis veintipocos años, polémica mediante incluida. Pero si tuviera que elegir sin pensar mucho tres títulos te diría: Ficciones, El hombre rebelde y Orlando. Y no le doy más vueltas que seguro que los termino cambiando por tres distintos.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
No tengo preferencia horaria, aunque por razones obvias por las noches es cuando más horas logro sacar. Ese rato antes de dormir es sagrado. Lo que sí necesito son ciertas... condiciones, cierta atmósfera, temperatura, no sé cómo llamarlo. Ya no solo hablo de aislamiento. Por ejemplo, me cuesta mucho trabajo ponerme en el transporte público y no es porque no lo haya intentado, pero me termina doliendo la cabeza y prefiero entonces concentrarme en “leer” lo que pasa a mi alrededor, lo cual por otra parte es también bastante entretenido. Me pasa lo mismo con la playa, por ejemplo, lo cual es una excusa perfecta para no ir (risas).

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Tengo la suerte de contar con un “cuarto propio”, recién pintado de azul por cierto y que es una verdadera invitación a perderse por esos mundos literarios. Ahí puedo leer bien tanto en la cama, no importa la hora del día, o bien en el escritorio, en atril, lo que es más habitual cuando tengo que fichar o tomar notas y alternar varias lecturas y formatos, porque aunque soy mucho más de papel a veces no hay más remedio que tirar de otros soportes. Y luego, cuando hace buen tiempo, lo que en Torre del Mar es muy frecuente, me gusta leer en un rinconcito del patio de mi casa, que si no es particular, a mí al menos me lo parece. A poder ser, con alguno de mis perros de acompañante. Te suena, ¿no?

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Esperando esta pregunta me he guardado un título del que bien podía haber hablado al comienzo de la charla, porque marcó mucho mi infancia. No sé si hoy se puede encontrar. Yo de hecho perdí aquella edición, y mira que lo siento, pero recuerdo muy vivamente el forro estampado que debió de ponerle mi madre. Se llamaba Los cuentos de la calle Broca, de un tal Gripari, no me preguntes nada más sobre el autor. Recuerdo que era una colección de historias fantásticas y tremendas, a veces surfeando lo macabro, que venían además acompañadas por unas ilustraciones que a mí me ponían la carne de gallina. Historias de hadas y de animales humanizados como muy modernas, que transcurrían, me acuerdo perfectamente, en la calle Mouffetard. Aquellos relatos tenían un sabor, esto lo sabría muchos años después, claro, como muy clásico, como de los hermanos Grimm. Quiero decir que despedían un aroma muy salvaje, sin la capa de corrección política que hoy es tan habitual en las lecturas infantiles. Nos lo mandó nuestra maestra de EGB, la señorita Charo y no sé, tengo la sensación de que hoy un libro así sería considerado no apto para chavales de ocho o nueve años. 


 

 Biografía

(Vélez-Málaga, 1976). Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Málaga, donde cursó estudios de Tercer Ciclo dentro del Programa “Tradición clásica y modernidad literaria hispanoamericana”, y en Ciencias Políticas por la UNED. Director entre 2000 y 2007 de la extinta revista cultural La Pluma y el Tiempo, viene colaborando asiduamente en diferentes publicaciones culturales y portales digitales con diferentes artículos y reseñas sobre literatura y política.
Dedicado profesionalmente a la comunicación y a la corrección de textos durantes muchos años, es autor de la recopilación de ensayos Hermesiana. Noticias de letras y del libro de poemas Cristales rotos, formando parte de la antología de Jóvenes Poetas Malagueños editada por Francisco Ruiz Noguera en 2007 bajo el título Frontera sur. En los últimos años ha sido reconocido en diferentes certámenes literarios en las modalidades de relato corto, poesía y teatro. En la revista digital Frontera mantiene activo el blog El Librófago.


lunes, 18 de diciembre de 2017

Hoy viene a tomar el té... Marta Navarro García


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Creo que con el tiempo ha dejado de gustarme para pasar a ser una necesidad. Me ocurre lo mismo con la música, también la necesito. Por muy duro que haya sido el día, siempre hay un espacio para sumergirme en un libro.
2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
Sí lo recuerdo y creo que no me sentó bien. Fue un libro de cuentos de Oscar Wilde. Aún recuerdo lo que me provocó leer El gigante egoísta.  Tal vez era demasiado joven para esa lectura, creo que aún arrastro la tristeza de ese gigante.
3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Soy desleal con los libros preferidos, voy cambiando según voy cambiando yo, pero sigo fiel a Anton Chéjov.  Cada vez que leo sus cuentos, siento que pierdo el tiempo cuando escribo y lo gano cuando leo.  Tío Vania me deslumbra. En poesía soy adicta a Mary Oliver y a Chantal Maillard, cada libro nuevo de estas autoras es mejor que el anterior.
4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
No tengo un momento preferido para leer, cualquier momento me parece un regalo, pero la noche es el momento idóneo donde puedo concentrarme más, quizá porque he dejado las prisas y las obligaciones atrás.
5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Mi rincón preferido es un sofá que está debajo de una ventana que da a un pequeño parque. Hay mucha luz y tranquilidad, no se ven casas, el horizonte son los árboles y el cielo zaragozano, pero para ser sincera también es el lugar preferido de los gatos y perros de casa. Así que tengo una dura competencia…
6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Recomendaría muchos libros infantiles, soy una adicta a ellos. Pero voy a sugerir dos libros. Sin palabras, del ilustrador Roger Olmos, una obra de arte, ideal para los amigos de los animales, sin edad. Es un libro para que lean los padres y madres con sus hijos. Por cierto, incluye un prólogo del Premio Nobel J. M. Coetzee  y de la primatóloga Jane Goodall. Y mi segunda sugerencia sería Animalicias, de la poeta Katy Parra, un acercamiento de la poesía a los niños y niñas, una auténtica maravilla. 

 
Bio-bibliografía

(Zaragoza, 1965) es una poeta, narradora y articulista española. Edita el blog sobre cultura y actualidad Entrenómadas. Ha publicado poemas en las revistas culturales Rolde, Luke, Piedra del Molino e Isla de Siltolá. Ha sido articulista de Diarioaragonés.com. En la actualidad escribe en la revista feminista Píkara y en el blog sobre derechos animales El caballo de Nietzsche y en El Prismático de Aragón, ambas secciones de eldiario.es. Ha publicado los libros de poesía Vietnam bajo la cama (Amargord, Madrid, 2015), Ocho islas y un invierno (El Desembarco, Sevilla, 2008) y La victoria del heno (Premio Victoria Kent, Fundación Victoria Kent de Cádiz, Málaga, 2007). Los libros colectivos Poesía Contracorriente: Poemas (in)surgentes (La Vorágine, Santander, 2017), Naciendo en otra especie. Antología de poesía Capital Animal. (Plaza y Valdés Editores, Madrid, 2016). (Edición a cargo de Ruth Toledano y Marta Navarro García), Voces del Viento Sur. Surada Poética 2014/2015. 30 poetas de la conciencia crítica. (El Desvelo Ediciones, Santander, mayo de 2016), Contra. Poesía ante la represión (Coordinadora Anti Represión, Murcia, abril de 2016), Parnaso 2.0. Antología de la Poesía Aragonesa del siglo XXI. (Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2016), Antiaérea. Encuentro de poetas (Pregunta Ediciones, Zaragoza, octubre de 2015), Palabras de Barricada (Queimada Ediciones, Madrid, junio de 2015), Tiempo Visible (Editorial Caravansari, mayo de 2015), con fotografías de Edu Barbero, En legítima defensa. Poetas en tiempos de crisis (Bartleby, Madrid, 2014), Campamento dignidad. Poemas para la conciencia (Baladre y Zambra, Málaga, 2013), Poesía en la frontera (March, CIUDAD, 2012), YIN, Antología de poetas aragonesas (Olifante, Zaragoza, 2010), José Antonio Labordeta: creación, compromiso, memoria (Rolde de Estudios Aragoneses, Zaragoza, 2010), I Encuentro de poetas hispanomarroquí (Tetuán-Sevilla, 2009), Con buenas palabras (Jirones de azul, Sevilla, 2006), Poesía amorosa (Certamen Internacional de Poesía Amorosa del Círculo de Bellas Artes de Palma de Mallorca, 2004) y Poesía amorosa (Certamen Internacional de Poesía Amorosa del Círculo de Bellas Artes de Palma de Mallorca, 2003). También ha publicado numerosos relatos y artículos https://es.wikipedia.org/wiki/Marta_Navarro_Garc%C3%ADa

domingo, 10 de diciembre de 2017

Hoy viene a tomar el té... Francisco Jiménez Novillo


1.- ¿Por qué te gusta leer?
En primer lugar me gusta leer porque me ayuda a conocer mejor el mundo que me rodea, me ayuda a evadirme de los problemas cotidianos y sobre todo creo que me hace mejor persona.
2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
Con conocimiento de causa Charlie y la Fabrica de Chocolate aunque sinceramente el libro que me enganchó a la lectura fue La historia interminable de Michael Ende.
3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
No te podría decir uno solo, tengo muchísimos libros la verdad. Te puedo comentar uno que me marcó, quizás por la época, la mentalidad que tenía en ese momento, etc. Se trata de Ensayo sobre la ceguera del enorme escritor José Saramago.
4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
La verdad que me da igual, porque suelo leer con tapones o con auriculares (sin música) para evadirme y centrarme solo en la lectura, pero quizás el mejor momento es durante los trayectos del trabajo a casa y de casa al trabajo.
5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Es una habitación, normal y corriente, con libros y una buena lámpara para leer y, sobre todo, con una enorme ventana para tener mucha luz natural. 
6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
La verdad no es mi fuerte pero si he de recomendar alguno quizás sea Momo de Michael Ende o la serie de Harry Potter (me parece con todos los respetos que puede estar al nivel de otros libros de “mayores” al crear un mundo propio, con sus propias reglas, y sus propios personajes).


Biografía
 
Hombre, de 40 años de edad, lector, trabajador (soy abogado) y apasionado por la lectura, la música, los museos, cualquiera de las expresiones del arte.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Hoy viene a tomar el té... Javier Fernández Jiménez


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Porque leer me divierte, básicamente por eso. Podría darte muchos más motivos. Leyendo hago nuevos amigos, empatizo con historias y personas que no conocería jamás, me asomo a lugares imposibles, llego a cualquier parte… y sueño, gracias a la lectura sueño.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
Mis primeros libros son los tebeos de Mortadelo y Filemón, Superlópez, Zipi y Zape… también mucho superhéroe (sobre todo Marvel). Recuerdo con mucho cariño las novelas de El Pequeño Nicolás, Konrad, el niño que salió de una lata de conservas y mi “primer libro gordo”, La historia interminable.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Ende me cautivó de pequeño, sin duda, La historia interminable, aunque ahora hay cada día mil libros que podrían haber sido mis favoritos.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Cualquiera, aprovecho todos los momentos posibles. Me gusta leer cuando todos en casa ya se han acostado y me quedo solo en el salón (aunque casi todos los días llevo tanto tiempo en pie que me duermo). También me gusta mucho leer en verano, tumbado bajo las estrellas.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
 No tengo uno concreto. De pie, sentado, tumbado, en la cocina, en el baño, en la calle, en el coche…  

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Os recomiendo todos (o casi todos) los libros infantiles. Últimamente me ha gustado mucho Karim y las cebras, de Gracia Iglesias y Sonja Wimmer. 


 
Biobibliografía

Soy madrileño de nacimiento y pueblerino de adopción. Hago radio, escribo, intento sonreír todo lo posible y, sobre todo, soy un Lector casi profesional, aunque no cobre por ello. Tengo varios programas de radio (con la literatura y la cultura como frentes principales) y he escrito decenas de historias y personajes. Soy autor de La noche del cetrero,  Un ejército para Hans, La tierra seca, MalditaGuerra y La gran aventura de Sir Wilfredo, por ejemplo.

lunes, 27 de noviembre de 2017

Hoy viene a tomar el té... Amor Olomí


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Es como un vicio, necesito satisfacer mi curiosidad… Nunca es suficiente.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
Un cuento. El gato con botas.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Tengo varios. Digo uno: El Péndulo de Foucault.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
A última hora de la tarde, cuando los últimos rayos de sol se filtran entre las ramas.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Sentada en la puerta de la era, impregnándome del olor a menta y Maria Luisa (me gustan los aromas naturales.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
¿Un libro para niños y niñas grandes? El Principito.

Biografía

Nací un 23 de febrero del año de gracia de 1958. Mis padres, Manuel y Manuela, por suerte rompieron la tradición y me pusieron como mi abuela materna, Amor. Aunque el franquismo se empeñó en anteponer el María, delante. Tengo solo una hermana cinco años menor que yo. Mientras ella es totalmente urbanita, yo soy más de campo que las amapolas. Recuerdo mi infancia como la de una niña a la que le gustaba trepar a los árboles, tirarse por las pendientes sobre cartones… Las muñecas me aburrían y prefería la acción. Tal vez es por eso que he tenido más amigos que amigas. Las niñas eran demasiado tranquilas.
Mi vida académica es normalita. Mi paso por un colegio de monjas acabó en expulsión, por roja e incitadora al rojerío. En el Instituto los estudios me fueron mucho mejor. Hube de abandonar el bachiller en quinto: era la mayor y mi padre, un cocinero bohemio, muchas veces no se acordaba de enviarnos dinero. Mi primer trabajo fue como auxiliar administrativa en una agencia de detectives. Me costeé el secretariado y me tocó, como a toda hija de vecina, sufrir el Servicio Social (en el primer INEM que se inauguró en Barcelona, cerca de la catedral…, y en la Jefatura Provincial del Movimiento vendiendo camisas azules y botones).
A la tierna edad de catorce años mi madre tuvo la brillante idea (nunca se lo agradeceré lo suficiente) de apuntarme a un club de montaña. Allí comencé a subir cimas, casi siempre con más chicos, solo una amiga me acompañaba. Coleccioné 3000 y practiqué escalada. A los dieciocho años me pasé al mundo subterráneo, éramos muy pocas mujeres, y se tenía que lidiar con el machismo imperante. Allí conocí al que sería mi marido, hoy mi compañero.
Me casé a la edad de veintiún años, fui madre a los veintisiete. Cuando mi hijo tenía cinco años quise volver a reemprender mis estudios. Me apunté a mayores de veinticinco años y llegué a entrar a Empresariales (por abrirme puertas laborales, un error imperdonable, no me gustaba ni ese ambiente ni la carrera). Lo dejé sin acabar el primer curso. Seguí trabajando, y contagiando mi pasión por la Historia y la arqueología a muchas amigas, que acababan la carrera y me reprendían el que yo ni tan siquiera lo hubiese intentado… Les hice caso. Volví a pasar por mayores de veinticinco años, me matriculé en Historia, acabé la carrera… trabajando y con un hijo de diez años, muchas noches no dormía para poder entregar los trabajos, pero me gustaba… era un reto. Me matriculé en las clases de doctorado, también trabajando… y acabé, aunque me sigue quedando pendiente la lectura de la tesis (no creo que la lea nunca, es algo que no me preocupa). Gracias a un aval que la UB, el Departament de Ciències de l'Antiguitat, me extendió pude dirigir por primera vez los trabajos de investigación en un yacimiento de alta montaña, en el Pirineo oscense, en el Barranco de Batane.
Me separé de mi marido ese mismo año 2008, y quise romper con todo, civilización incluida. Dejé Roche Diagnostics (mi trabajo de atención personalizada a los diabéticos)  y me fui con mi perra Yuki a un pueblo abandonado, donde ahora hay dos casas más habitadas, y donde sigo empadronada y viviendo. Nunca corté la comunicación con mi ex marido a pesar de estar separados formalmente. Hace unos años volvimos a darnos una segunda oportunidad, aunque intentando aprender de los errores. En estos años de vivencias en Huesca ha habido de todo, he flirteado con la política, o ella conmigo, ni se sabe. Llegué a estar en las listas, y fue mucha la gente que me prestó su voto. Hoy se que la política es necesaria, pero sigo opinando que yo nunca seré una buena política, carezco de la diplomacia.


lunes, 20 de noviembre de 2017

Hoy viene a tomar el té... Jörn Rauður


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Porque es el momento de conectarme con un mundo interior activo que estimula mi ansia de conocer, en el caso del ensayo y, de vez en cuando, me produce la agradable sensación de sorpresa, cuando se trata de la narrativa surrealista.
2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
El zoo d'en Pitus

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Tengo varios libros favoritos en función del estilo y del contenido. Aunque el ensayo suelo absorberlo sin darle descanso. Cualquier tema que pueda “alimentarme”, lo exprimo en un espacio de tiempo relativamente corto (si las circunstancias acompañan) En éste estilo mis favoritos son: El Arte de la Sabiduría, del Dalai Lama, que es un tratado de filosofía que diserta entre las ramas del budismo Mahayana y Hinayana. O Preguntes a un Mestre Zen, de Taisen Deshimaru, que hace un repaso introductivo al Zen a partir de preguntas formuladas por estudiantes de esta corriente meditativa. Uno más próximo en localización podría ser Història de Catalunya (modèstia a part) de Toni Soler, que hace un recorrido por la historia de Catalunya desde un punto de vista humorístico, crítico y satírico dependiendo del momento y del tema a tratar.

En cuanto a la narrativa, no me acabo de reconciliar con ella. Me resulta bastante difícil abstraerme de la realidad y me parece toda bastante previsible. Como libro favorito en éste estilo nombraría cualquiera Haruki Murakami y su fantástico estilo realista – surrealista que siempre te deja sorprendido con sus finales. Por citar alguno nombraría 1Q84, Despietat país de les meravelles i la Fi del Món, la conocidísima Tòquio blues o la genial Kafka a la platja. Sí que es verdad que tengo una conexión especial con El viejo y el mar de Hemingway. No es mi favorito pero de vez en cuando, una tarde de aquellas de verano en la que no tenía nada que hacer y que sabía que no me iba a interrumpir nada, lo heleído, así, del tirón, no es un libro muy largo y se puede leer perfectamente en una tarde. Igual lo he leído tres o cuatro veces. Es una buena metáfora de vida, de la lucha por la lucha simplemente por el hecho de no rendirse. Es como un rencuentro con mi esencia de superviviente.
4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Normalmente, antes de dormir pero si se trata de algún tema en el que esté muy interesado, puedo encontrar tiempo para leer en cualquier momento.
5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
En principio en la cama pero también puede ser en cualquier lugar, si el tema es apasionante, en cualquier lugar.
6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
El Zoo d’en Pitus.

 
Biografía
Barcelona (1967). Desestructurado y postestructurado. Un interés desmesurado por casi todo en la vida que me ha permitido vivir la calle en toda su profundidad e instruirme de forma autodidacta en todo lo que me ha interesado para poder conducirme por “el buen camino”, para poder participar de la sociedad. Compañero, padre y amigo. Las relaciones humanas son el escenario para poner en práctica lo aprendido, incluso en la literatura, aunque se sigan cometiendo errores.
Músico aficionado, componente de una banda de Metal; música que me ha acompañado toda mi vida (sin descartar otros estilos: sobre todo la Clásica, preferentemente los compositores Rusos y del Este en general y en otro apartado destacaría a Puccini). Implicado en la difusión de la cultura musical local, formando parte de la Associació de Músics de Torredembarra, hemos promovido éste fin a través de diversos eventos.
Muy interesado en la política desde muy temprana edad (diría que con ocho años), de izquierdas como cualquiera que se cuestione las líneas de organización de nuestra sociedad y tenga la intención de mejorarla en un ámbito de conciencia colectiva. Implicado en la alternativa local municipal de izquierdas y en la actualidad, en el proceso independentista de Catalunya.